Management y las empresas


Ante la desorganización, muchas empresas ponen tantos esfuerzos en el management, que crean una organización maravillosa… sin considerar quién está siendo organizado, en qué dirección se está yendo, o con qué autoridad. Así, la estructura organizacional termina siendo más importante que las personas y que el propósito general.

Si las personas no tienen en claro lo que quieren, o no les importa, los problemas de organización son interminables. Es más, cuanto más esfuerzo se destina al problema… ¡peor éste se vuelve!

En cambio, cuando las personas tienen en claro lo que quieren y les importa hacerlo, los problemas de organización parecen desaparecer. Si el liderazgo impulsa a la acción, la visión muestra la dirección y las personas están juntas, la organización se da casi naturalmente.

Dicho de otra manera, raramente hay problemas de management: los problemas suelen estar en las áreas de liderazgo, visión y comunidad.

Martín Castro

Advertisements