Algo de Arte


Los movimientos artísticos que recoge esta investigación, son aquellos que se gestaron en el proyecto moderno occidental, y que tuvieron como corolario la ilusión tecnológica que generaba la ideología de progreso. Este es un breve trabajo historiográfico que pretende rastrear la relación arte y tecnología.

El objetivo es abrir campos de datos en donde se tomen en cuenta ciertas posturas en torno a la utilización de tecnologías en el arte, en aras de entender el arte electrónico actual. No es que esos movimientos sean la causa que originó esta manifestación artística pero sin duda en ellos encontramos quizás, desde su revisión, la pertinencia para una reflexión en torno a esta incipiente disciplina.

En esta posible línea de investigación no sólo se promueve una conciencia histórica sino que pone sobre la mesa ciertas tesis que provienen de movimientos como la Bauhaus; la estética de la máquina, que se genera con los artistas rusos; o en la estética de la información o estética generativa con Max Bense y Abraham Moles. Quizás los procesos de legitimación que se están gestando actualmente, encuentren certezas dentro de los puntos delimitados por las vanguardias y por los movimientos artísticos de finales de siglo XIX.

¿Porqué comenzar a finales del siglo XIX? no es que se insinue que la vinculación comienza en este período, y se omitan entonces experimentos artísticos que se vinculaban, desde el Renacimiento, con otras ciencias. El corte comienza precisamente cuando ese cisma se hace totalmente evidente. Las ciencias científicas estaban separadas de las ciencias humanas. La metodología es radicalmente distinta, y es dentro de la ciencia que se supone una suerte de progreso que aspira a la transformación de la sociedad. Sin embargo el avance tecnológico es totalmente agresivo casi desde sus inicios, es decir, la revolución industrial genera una clase proletaria y unas consecuencias de orden histórico social, que resulta casi evidente una posición artística, que además muchas de las veces será crítica, como una de sus tantas respuestas. No es que el quehacer artístico esté determinado por las estructuras geopolíticas sociales, pero definitivamente si forma parte de manera integral del espíritu de cada época.

Bajo este tenor encontramos distintas posiciones y distintas aproximaciones frente al avance tecnológico. Entre las expectativas que se generaron bajo la idea moderna del progreso se desprenden características como la funcionalidad, la utilidad aplicada, la promesa de un futuro mejor, la esperanza puesta en la máquina; que promovieron que algunos movimientos estimularan sus discursos artísticos a partir de las características últimas de la modernidad, que muchas veces fue fallida. Fallida y no, porque si consideramos los intentos de la Deutsche Werbund por lograr un estilo que comulgará con la época, a partir de sus configuraciones, se queda en el ornamento puro, y quizás esta pretensión de articular un discurso que de verdad se reconfigure a partir de la máquina, del progreso, se haya quedado en un fallido intento de modernización; por otro lado, como el caso de la Bauhaus, si es un testigo presencial de esta intención artística por articular un discurso en conjunto con otras áreas del conocimiento, que en ese momento prometían la ilusión de un mundo tecnologizado, es decir, que situaban las condiciones para establecer en esta época el halo de la Modernidad, dadas en un primer momento por el pensamiento filosófico.

Encontraremos en el transcurrir de esta historiografía del arte, movimientos de corte beligerante, autodominados vanguardias, término que proviene de la milicia y que significa los que van adelante de la tropa militar, avante. Y que en esta tesitura articulan sus procesos artísticos, es decir, manifiestos contestatarios, que en un principio se revelan en contra de todo lo que estipula la tradición de las artes plásticas y que después cuestionarán la promesa del progreso, en este inter, existe todavía un desconocimiento de la agresividad tecnológica, aunque muchas guerras ya estaban latentes.

El futurismo, cuya postura no solamente tiende a sonreírle al progreso y a comulgar deliberadamente con él; sino que dentro de los problemas propios del arte, y con esto me refiero a problemas estéticos, generaban aportaciones que pretendían dar solución a una cierta dislocación del papel del arte dada por inventos como la fotografía y el cine; técnicas sobre la plástica como el simultaneísmo, que más que ir en contra de una tendencia de retratar la realidad era dar testimonio de que la realidad estaba ya trastocada, los problemas modernos eran ya otros y el arte tenía que cohabitar con ellos; en este sentido uno de los intentos fue crear en la bidimensión esta sensación de movimiento. A manera de secuencia fílmica se pretendía generar un nuevo tipo de representación pictórica, es decir, una intención por corresponder a una estética propia de la época.

Otro de los movimientos de mayor importancia y gran repercusión en las manifestaciones actuales, fue el Dadaísmo. Su legado se aprecia en tres características principales: una nueva actitud del artista frente a otras disciplinas, la utilización de materiales no pertenecientes al campo artístico, la introducción de lo cotidiano en el arte, y entre líneas una posición genuinamente ética, ante una irrupción tan violenta como lo sería la primera Guerra Europea (conocida como Primera Guerra Mundial).

Por otro lado los discursos que quizás sean los mejor planteados en el sentido de articularse en conjunto con las ciencias duras, fueron los del constructivismo y otros movimientos rusos, que si reconfiguraban casi de manera sistemática (en el sentido metodológico con que trabajan estas ciencias) su discurso artístico, que incluso me atrevería a decir que más que reconfigurar, desde ahí se configuraba la manifestación artística; no es tan sorprendente encontrar las primeras consideraciones sobre la estética de la máquina en estos movimientos, sin embargo cabe mencionar que también el quehacer artístico se complementaba de un carácter ético, también por la víspera de la revolución rusa.

El legado de todos estos movimientos no sólo se debe a su carácter crítico, o por el desmontaje de la representación tradicional sino porque también inauguraron un nuevo lenguaje dentro de la composición formal que se desligaba por completo del arte tradicional, (incluso es en esta época es donde se habla de la muerte del arte), y proponían problemas estéticos que, entre otras cosas, provocaban una extensión artística hacia otros campos del conocimiento; estamos hablando, en un primer momento, del cuestionamiento de la obra como pieza en si misma terminada (cuestionamientos, quizás, sobre los soportes tradicionales); del papel del espectador frente a la pieza (lo que origina la intención de interpelación y lo que en otras palabras se conocería como interacción o interactividad), y que de tener un papel pasivo (el espectador) pasaría a una participación activa para la integración total de la pieza, que quizás en algún principio sería sólo interpelando su movimiento físico o su percepción visual (como el arte cinético y el opart) y más tarde su participación mental (como en el arte del concepto). Y que lograría dar pauta para una serie de proyectos artísticos que se vincularían con otras áreas del conocimiento, y que desembocarían en proyectos interdisciplinarios (en donde conviven las disciplinas) y transdisciplinarios (en donde para la realización de un proyecto se tiene que cruzar la frontera del conocimiento de una disciplina a otra, es decir, como la que se forma en un artista ingeniero).

La selección de estos movimientos, no es en demérito de otros, ni por una intencionada omisión, sino que está sujeta a esta posible línea que rastrea la relación arte y tecnología, a partir de la posición crítica, teórica o comulgante frente al progreso, y a esta articulación de los paradigmas artísticos frente a la tecnología.

Faro

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s