Vive con menos de lo que posees


Aquí voy con otro horror financiero: “la solución a mis problemas es teniendo ingresos altos”, o “los ricos no tienen problemas porque ganan más”. La premisa es que si tienes más ingreso, se solucionan los problemas económicos. ¿Será así? O sea, ¿Si una persona gana mucho dinero tendría su vida económica solucionada?

No lo creo. Te pongo tres casos recientes para demostrarte que el secreto no está en el ingreso, sino en vivir con menos de lo que posees.

Mr. Fuscone, fue un jugador importante en el mercado de dinero y de instrumentos de renta fija global de Merrill Lynch. Se retiró de la firma en el 2000 después de llegar a ser oficial de operaciones del área de clientes corporativos e institucionales y el ejecutivo más importante encargado del área de America Latina y Canadá.

En el 2001, monta su compañía de inversiones Dover Management LLC. Según documentos del SEC administraba cerca de $88 millones de dólares de los cuales ganaba un porcentaje sobre la administración de esos fondos. Según reportes públicos, su empresa generaba cerca de $740,000 dólares en ventas y tenía seis empleados en nomina.

Bueno parece que la crisis económica, o los gastos, le tumbaron los cimientos.

Recientemente, Mr. Fuscone es uno de los ejemplos que usa un reportaje del Wall Street Journal* para mostrar como los ricos también están enfrentando embargo hipotecario. Actualmente esta en proceso de embargo y pidiendo a la corte protección bajo las leyes de bancarrota.

El caso de Fuscone no es el único con problemas similares. En febrero de este año se reportaron 352 casas con valor a 5 millones de dólares o más que están en venta por embargo bancario. El año pasado se reportaron 1,312 casas.

¿Cómo puede una persona que generaba $750,000 dólares en venta mantener una casa de $13.9 millones de dólares? Estamos hablando de una mansión de 18,471 pies cuadrado con dos piscinas, dos elevadores, seis chimeneas, once baños y siete garajes.

Pregunto: Mr. Fuscone era rico y con altos ingresos. ¿Se liberó de los problemas económicos?

Y qué me dices del ex-jugador de la NBA, Anthony Walker, que literalmente se comió cerca de $110 millones de dólares que produjo como deportista profesional. ¿Cómo? En el casino, manteniendo a la familia, amigos y allegados, haciendo negocios con la gente no indicada y gastando como si el fuera la Reserva Federal.

Actualmente está a punto de perder millones de dólares que tiene en propiedades, su compañía de bienes raíces enfrenta demandas y debe millones en deudas.

Pregunto: Este era rico y con altos ingresos. ¿Se liberó de los problemas económicos?

¿Y qué pasa con aquellos que no tienen casas de más de 5 millones pero tienen un buen ingreso?

El ejemplo de Mr. Johnson sirve para esto. Alto ejecutivo de GE Capital tenía un ingreso, entre salario y bonos, que llegaba a $550,000 dólares anuales. En el 2007, adquirió una propiedad de $1.5 millones de dólares del cual financió el 57% del valor. Dos de sus tres hijas van a Johns Hopkins University, su alma mater , que cuesta cerca de $50,000 dólares anuales por cada una. El y su esposa tienen ahorrado $250,000 dólares para la educación de las hijas.

En marzo del 2009 lo despidieron. Hoy la casa vale $800,000 dólares, viven ajustando el presupuesto, debatiendo qué hacer con el dinero que separaron para la educación de sus hijas y peleando para no perder lo que cosecharon.

El ejemplo de Johnson es otro más de los cerca de 2.3 millones de desempleados con título universitario en marzo del 2010.

Pregunto: Este era rico y con altos ingresos. ¿Se liberó de los problemas económicos?

Es un error actuar sobre la premisa que tener ingresos altos es la solución. No importa si tu ingreso son diez mil o un millón de dólares, si gastas más de lo que te entra y garantizas deudas con ingresos no garantizados vivirás en la montaña rusa cuando enfrentes el problema de la pérdida de ingreso o una caída en el valor de los activos que tienes.

La moraleja de todo esto es que tenemos que vivir por debajo de lo que poseemos. Cuando nuestro ingreso aumenta, tenemos que ahorrar más, no gastar más. En vez de gastar más o aumentar las deudas cuando nos prometen una paga o recibimos una cantidad determinada, tenemos que seguir disciplinados en los gastos fundamentales. Hoy puedes haber tenido años espectaculares, el próximo puede que no los tengas. ¿Es prudente garantizar deudas y aumentar los gastos con ingresos no garantizados? No.

El secreto está en ingresar más, acumular más, mantener los gastos constantes y controlados, y mantenerse disciplinado en la acumulación. Los gastos y las deudas tienen que tener un límite.

Una vez que realmente llegas a poseer – acumular activos y no deberlos- es entonces que puedes aumentar tu nivel de vida sin irte por encima de lo que tienes.

Al final, tú decides.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s